LeCarrousel

De niña a mujer

El otro día una clienta llego desesperada porque había llegado el temido momento de redecorar la habitación de su hija adolescente ya que la que tenía ahora era demasiado infantil. 

El mayor problema al que se enfrentaba era que no quería volver a redecorarla nunca más, quería que fuese su habitación definitiva hasta que se fuera de casa y que posteriormente le sirviera de cuarto de invitados.

LeCarrousel